Piel Mixta

Piel Mixta

La característica fundamental de una piel mixta es la hiperactividad parcial de las glándulas sebáceas.

Normalmente existe una predisposición a tener este tipo de piel, aunque existen otros factores que influyen en la sobreproducción de sebo como la medicación y los cambios hormonales (pubertad, menopausia).

Consecuencia de la sobreproducción de sebo es la dilatación de los poros.

Cuando el canal del folículo de la glándula sebácea se obstruye debido a una excesiva queratosis de la capa córnea, obtendremos los denominados comedones o puntos negros pero también pueden darse los microquistes que son comedones cerrados encapsulados debajo de la epidermis que en el peor de los casos puede inflamarse particularmente si se hacen extracciones inadecuadas.

El tratamiento para una piel mixta requiere un conjunto de ingredientes activos que equilibren ambas zonas, secas y grasas, que hidraten y dejen un aspecto mate y aterciopelado.

Mostrando todos los resultados 2